dibujo zen

El dibujo Zen


¡Hola Mundo!

Los tiempos mejoran y gracias a ello, se están volviendo cada vez más y más populares en nuestro Occidente, las costumbres y la sabiduría de la cultura de Oriente. ¡Viva!

Tenemos varios ejemplos de ello: la práctica de artes marciales, como el karate o el judo; la práctica decorativa en papel, como el origami; la práctica de técnicas de relajación, como la meditación…

Cultura Oriental

Y todas ellas, tienen en común la última que he mencionado: la meditación, que no es otra cosa que la contemplación del momento, la observación de quiénes somos, la sabiduría de la acción en el presente…

… erh… ¿hola? ¿De qué nos estás hablando?

¡Será mejor que vayamos al grano! ¡Que comience el tema!

Antes de nada… ¿Qué significa “Zen”?

La palabra Zen es japonesa y deriva de la palabra china “Chan”, que a su vez, viene de la palabra sánscrita “Dhyana” que significa Meditación.

¿Otra vez estamos con la meditación?

Sí, porque Zen significa Meditación. Así pues, lo que debemos saber es, ¿qué es eso de la meditación?

Sí, sí, ya sé que sabéis más o menos lo que es. Supongo que muchos pensaréis… “eso de la meditación es poner la mente en blanco y ale… que pase el tiempo” o tal vez diréis… “sí, el médico me dijo que meditar me vendría bien para liberar el estrés”

Bueno… vamos a repasar el concepto de Meditación:

Meditar es alcanzar la iluminación en un estado de relajación. Y como iluminación, se podría entender como la armonía con tu entorno y la paz contigo mismo.

Parece fácil, ¿no? Pero no os voy a engañar, se necesita un cambio de chip, un cambio de filosofía de vida y “meditar” mucho para comprender lo que significa realmente.

Lo positivo es que… ¡está al alcance de todos!

 

Ah, estupendo… ¿Pero qué tiene que ver el “Zen” con el “Dibujo”?

Cuando dibujamos, mostramos nuestra parte más intima y pura de nuestro ser. Pensadlo por un momento. ¿No creéis que cuando sostenéis un lápiz y plasmais en diferentes colores un hermoso cuadro… no creéis que algo dentro de vosotros se libera?animals-zen

¿Quién no ha sentido que al “dibujar” o “pintar” conecta con vuestro “yo” más verdadero?

Seguramente os haya pasado, y lo más importante, no sólo os habrá pasado a vosotros “los dibujantes o pintores”, sino también a los deportistas, a los científicos, a los empresarios…

Cuando realizamos una actividad llena de inspiración, liberación y creatividad lo que hacemos en conectar con nosotros mismos y con el mundo entero.

De eso se trata la Filosofía Zen, de realizar algo en un estado meditativo:

  • Zen significa no abstraerse ni conceptualizar -> lograr una sana concentración.
  • Zen significa ser natural y espontáneo -> no limitarse.
  • Zen significa libertad de pensamiento.

Lo bonito del dibujo Zen, a mi modo de ver, no es sólo que podremos conocernos más (¡que menudo tesoro!) sino que se fomenta y se entrena nuestra parte más creativa.

 

¡Probemos el “Dibujo Zen”! ¿Cómo se hace?

Antes de empezar, debes concienciarte muy bien de algo muy importante: ¡NO TE JUZGUES!

No juzgues cómo dibujas, no juzgues si tienes buen gusto, no juzgues tu talento, no juzgues los colores, no juzgues si esto es útil…. ¡no juzgues nada!

Liberar el pensamiento es permitir que fluya como el agua, ¡dejate sorprender por ti mismo!

Bien, ¿ya estás concienciado? ¡Pues empecemos!

  1. Liberarse de toda autocrítica: respira, ahora mismo eres genial, simplemente genial.
  2. Relajarse: ponte música… incienso… ropa cómoda… lo que más te guste para crear un espacio agradable para ti.
  3. Coger un papel y un rotulador (del color que más te apetezca)
  4. Dibujar y pintar: realiza formas repetitivas, crea patrones allá donde te apetezca, con las formas que más te gusten (hojas, círculos, líneas, etc)
  5. ¡Ni se te ocurra corregir! Todo lo que hagas estará bien.

Ejemplos de patrones:

Estos son ejemplos para ayudarte a romper el hielo, pero recuerda que… ¡lo importante es que dibujes todo aquello que nazca de tu interior!

Ejemplos elaborados:

Cuando hayas hecho muchos dibujos (o cuando tu quieras… ¿quién soy yo para limitarte? juas!) podrás encontrar un arte muy interesante en este tipo de dibujo y lo cierto, es que podrás darle muchas aplicaciones realmente atractivas.

¡Pero, te lo repito, llega a este punto si has sido capaz de dibujar sin juzgar! ¡El propósito real es relajarse y conocerse a uno mismo! Que te salgan cosas bonitas es lo de menos.

Nota: todas estas imágenes de ejemplo han sido obtenidas a través de Pinterest. No son dibujos míos. ¡Respeto por los autores!

¡Postea un dibujo Zen!

¡Finalizamos el artículo!

Espero que os haya gustado y si os apetece, me encantaría ver un dibujo vuestro de este estilo. ¡Anímate y Postéalo!

¡Un saludo!

lion_zen


Acerca de MoniVillora

Ingeniera en Diseño Industrial y con 5 años de experiencia como Profesora y Diseñadora Gráfica, deseo aportar con mi Blog todos los conocimientos y experiencias relacionados con el Arte, la Creatividad, el Diseño y muchas cosas más.

Deja un comentario